Publicado el Deja un comentario

Historia del regalo

El origen de la palabra regalo viene del verbo “galer”,cuyo significado viene a ser divertirse.El prefijo “re”,tan solo remarcaría e intensificaría está idea. Así, cuando hacemos un regalo entramos en un estado de alegría, pues estamos pensando en la persona que apreciamos y nuestra energía se pone al servicio de algo tan bonito como es dar sin esperar algo a cambio.

De hecho, ya desde la prehistoria existe el concepto de altruismo; es decir, dar o hacer por el mero hecho de querer hacerlo. Disfrutar de la acción sin pensar en las consecuencias de lo que se hace. Una generosidad real y no interesada. A su vez, la palabra regalo es equivalente a presente. Y, por cierto, no hay mejor regalo que estar siempre presente para las personas que más queremos.

Los primeros regalos que se hicieron fueron pequeños amuletos y conchas del mar.

Es más, se cree que los trueques más ancestrales no fueron tanto un intercambio de objetos, sino una especie de “economía del regalo”,en el cual quien más tenía entregaba una parte a familias que no tenían tanta suerte y así sucesivamente. Bonita historia (y poco conocida), ¿verdad?

Más adelante en Grecia y Roma se consolidó la cultura del regalo. Incluso en los grandes poemas épicos como la Odisea, su protagonista, Ulises, hacía precisos y preciosos regalos al rey de Thesprotia.

Con ello, hacia el año150 AC arraigó la tradición de hacer regalos entre amigos y parientes.

En fin, que está claro que el acto de regalar es un regalo en sí mismo también para quien lo da.

De hecho, el gusto que supone dar o recibir un regalo tiene que ver con neurotransmisores, como la serotonina, que segregamos tanto cuando lo damos como cuando lo recibimos.

Así que, sabiendo todo esto, a buen seguro que en esta web encontrarás más de un regalo para tus seres queridos.

!Mucho ánimo con la búsqueda!